Método para llegar a resultados

 Método, es el modo o manera de proceder para llegar a un resultado determinado. Es el procedimiento que se sigue para conseguir algo. Una técnica o un conjunto de tareas que llegan a un final. Tener un buen método ahorra tiempo, salud y dinero.

La RAE, lo describe: es el procedimiento que se sigue en las ciencias para hallar la verdad y enseñarla.

El método se suele utilizar cuando hay tareas repetitivas. Es necesario para una organización racional del trabajo. Se basa en la observación y experimentación. Por lo tanto supone estar abierto a nuevas experiencias, nos ayuda a simplificarnos. En definitiva es aplicar el sentido común a la vida diaria.

Llevar un método nos lleva a disminuir el esfuerzo. A reducir las pérdidas de tiempo, trabajar con cuidado, evitar movimientos inútiles. Facilita que una persona nos pueda sustituir.

En las tareas del hogar podemos tener método para muchas de ellas. Si tenemos definidos los métodos, podremos enseñar a las personas a realizar los trabajos. Muchos de ellos se convertirán en encargos para los miembros de la familia. Por ejemplo, tener una forma concreta de doblar las sábanas y las toallas de acuerdo con el lugar de almacenamiento.

Método para las tareas del hogar

¿Cómo podemos decidir el método concreto? Experimentando varias soluciones. Al hacer un trabajo se pueden comprobar los mejores resultados. Siempre evitar el perfeccionismo. Cuando la solución ocupa el menor tiempo posible, el cansancio quedará reducido. Esto lleva consigo una serie de reglas:

Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio. Evidente, tener emplazamientos tanto para las cosas como para los utensilios.

Una buena visibilidad, la iluminación es importante. Si tenemos espacio, los carros son una buena solución para el almacenamiento. Se coloca y se transporta al sitio sin tener que desplazar nada. Otra solución es tener armario en el lugar de trabajo. En la cocina, la despensa, frigorífico, congelador. En el lugar de la plancha los carros o armarios.

También es importante el ritmo de trabajo. Será natural y fácil para ayudar a una ejecución suave y automática.

Los útiles y materiales deben estar situados de manera que los movimientos para cogerlos sean eficaces.

Alternar posiciones y evitar movimientos que dañen las articulaciones o la espalda.

Pasos para establecer un método a la hora de ejecutar una tarea

Pensar:

  1. Características de la tarea
  2. Utensilio o electrodoméstico a utilizar según mi experiencia o según el consejo que me han dado.
  3. Modos de realizar el trabajo: movimientos, orden de operaciones

Método 5 S

El método de las 5 S para la productividad en la cocina. Esta basado en la filosofía Lean, japonesa y consiste en:

Separar lo innecesario: Todo lo que esté en la cocina tiene utilidad. Lo que no la tiene debe ser retirado.

Situar lo necesario, ya se sabe un lugar para cada cosa y cada cosa en su sitio. Así no perderemos tiempo buscando lo necesario.

Suprimir la suciedad: tener identificados los focos de suciedad para que permanezcan limpios. El horno, el extractor de humos. Tener establecido un protocolo de limpieza.

Señalizar anomalías: si algo se estropea señalizarlo para poner los medios de reparación lo más rápido posible.

Seguir mejorando: mejora continúa para no abandonar esta filosofía. La perseverancia es lo que nos hace obtener resultados.

Otros métodos a realizar:

¿Conocemos el modo de organizar un menú semanal equilibrado con todas las comidas del día?

¿Sabemos cómo ir a la compra sin perdernos por los pasillos del súper?. ¿ Nos dejamos la mitad de lo que realmente necesitamos? ¿Compramos más de lo necesario?

¿Averiguamos cómo organizar nuestra nevera, congelador y despensa para que no se nos estropee la comida?

Con la comida es fundamental ser organizado. Si no, cuando llegue la hora de cocinar, nos faltarán ingredientes. No tendremos tiempo suficiente para preparar la receta que teníamos pensado. Nos dará pereza preparar cualquier cosa y terminaremos haciendo la misma comida de siempre.

Del mismo modo, con la ropa se debe tener un método. A la hora de poner la lavadora no mezclar fibras naturales con sintéticas. No se lavan a la misma temperatura ni con las mismas revoluciones de centrifugado. Tampoco se pueden mezclar lana con algodón. Colores oscuros con claros. Por todas estas razones, debemos tener un método organizativo para las tareas de nuestra casa.

Seguiremos hablando de estos temas y de otros que os interesen sólo tenéis que comunicarlos y los realizaremos encantados.