5 lenguajes del amor de los niños

Gary Chapman nos descubre  los cinco lenguajes del amor de los niños, si no conocéis los cinco lenguajes del amor os aconsejo escuchar el episodio 2 donde lo explico.

Si el niño se siente querido es un niño feliz, seguro y cuando sea mayor será una persona con autoestima, sin complejos y sociable, por el contrario si no se siente querido será una persona inestable emocionalmente.

Todos queremos que nuestros niños sean felices. Pero para que se sientan amados necesita que le comuniquen el amor de forma que él entienda.

Descubrir el lenguaje primario del amor de tu hijo es muy importante, pero también lo es comunicarle el amor en los cinco lenguajes, porque se beneficia de las cinco formas de recibir amor y en el futuro se desarrollará su personalidad emocional serena y estable. Todos sabemos que dominar la inteligencia emocional es el mejor tesoro que una persona puede tener.

Carmen y Antonio no podían entender lo que le estaba pasando a su hijo Fernando de 8 años, siempre había sido un alumno por encima del promedio y aunque seguía haciendo sus deberes, en el colegio estaba teniendo problemas. Su tutora comunica a los padres que durante el recreo deja a los demás niños y se acerca a preguntarle cosas insignificantes y un poco tontas, si la profesora participaba en el juego con los niños, Fernando le cogía la mano y no la soltaba. Tanto en preescolar como en primero y segundo había sido un niño independiente y feliz pero al comienzo de este curso estaba manifestando esos problemas y también durante la clase se acercaba al profesor a preguntar cosas obvias.

Después de tres reuniones con la tutora, a ésta se le ocurrió preguntar ¿Ha cambiado algo en el comportamiento de los padres en los últimos meses?

Antonio manifestó que su profesión lo tenía muy ocupado, llegaba tarde, contestaba los mails, cenaba y veía la televisión. Carmen, había trabajado con reducción de jornada hasta el comienzo del curso que retomó la jornada completa. La madre de Carmen recoge a Fernando del Colegio y está con él hasta la llegada de su madre. Antes Carmen recogía al niño del colegio le ayudaba con los deberes, jugaba con él y juntos esperaban a Antonio, que los fines de semana se lo llevaba con él al fútbol, cosa que no hacía desde seis meses anterior.

Con esta descripción podemos darnos cuenta que el lenguaje del amor de Fernando es el tiempo de calidad. La profesora les ayudó a que intentaran cambiar el modo de tratar a Fernando volviendo a algunas de las costumbres anteriores, Carmen y Antonio se propusieron dar ese tiempo que su hijo necesitaba y a los pocos meses la conducta de Fernando volvió ser la misma de siempre.

Antes de seguir nos debemos formular dos preguntas:

¿Cómo ama un niño?

¿Qué necesita mi hijo cuando su comportamiento no es el esperado? Es decir cuando se porta mal,

Los niños aman de una forma inmadura. Un adulto cuando quiere a alguien intenta hacer todo lo posible para conseguir el amor de esa persona, le da lo mejor de sí mismo, intenta ser agradable, respetuoso, servicial y considerado. Esto se llama amor racional, es un amor que busca la reciprocidad. Por el contrario el niño no tiene un amor recíproco e incondicional, como es inmaduro su forma de querer está orientada a sí mismo, cuando no se siente querido, llama la atención, se porta mal.

Algunos padres piensan que sus hijos deben ganarse su amor con el buen comportamiento, buenas notas, obediencia etc., el niño necesita saberse querido y reflejará en su comportamiento como se siente. Los padres tienen que transmitir su amor incondicional. Lo primero a pensar ante un mal comportamiento es: ¿Cuál es el problema de mi hijo? Seguro que su depósito emocional del amor está vacío. ¿Cómo es posible? Le doy todo mi cariño, pero ¿se lo das como él lo entiende? O ¿Cómo lo entiendes tú? Porque es posible que habléis idiomas diferentes.

¿Como descubrir el lenguaje emocional de mi hijo?

Tenemos tres etapas distintas de 0 a 4 años, de 5 a 8 años y de 9 a 12 años

En la primera etapa el niño no puede expresar con palabras su lenguaje del amor, en la mayoría de los casos será el toque físico, pero también hay que probar los otros lenguajes, es bueno formarlo en todos, crecerá equilibrado en sus afectos.

De cinco a ocho años, comparativamente, a través de cuentos, películas o amigos haces la siguiente pregunta: ¿Cómo sabes que su papá o mamá quiere a ese niño? En su respuesta encontrarás muchas pistas.

De nueve a doce años háblale del Juego de misterio del lenguaje del amor.

Test para descubrir el lenguaje del amor de tu niño.