5 lenguajes adolescentes

Hoy vamos a hablar de los cinco lenguajes del amor de los adolescentes, si no conocéis los cinco lenguajes del amor os aconsejo escuchar el episodio 2.

Las personas para relacionarnos, lo hacemos con las palabras, cuando dos personas se comunican lo hacen con el mismo idioma, si una de ellas habla inglés y la otra chino, no se entenderán. Con el amor sucede lo mismo, cada persona percibe el amor de un modo distinto, y para que uno se sienta querido por otro, se le debe expresar del modo como se siente querido.

Existen cinco lenguajes emocionales del amor, cinco formas en las que las personas perciben el cariño: palabras de afirmación, actos de servicio, regalos, tiempo de calidad y toque físico. Este es un breve resumen del lenguaje del amor. Ahora trataremos como manifestar el amor al adolescente.

El concepto de adolescente no aparece como tal hasta los años de la Segunda Guerra Mundial. Aunque las cosas han cambiado mucho desde entonces, hay muchas similitudes entre los adolescentes de hace ochenta años y los de 2020.

¿Qué caracteriza a un adolescente?

Es alguien que busca independencia e identidad propia. Describo 5 coincidencias de todas las épocas:

1,- Todos chicos y chicas tienen que afrontar sus cambios físicos y mentales. Aceptar su propio cuerpo, muchas veces su acné, su estatura. ¿Seré bajo o alto? ¿flaco o gordo?. Se empezará a plantear cuestiones intelectuales como sinceridad, lealtad, justicia. Cómo sería el mundo sin guerra, sin hambre, etc.

2,- Comienza a razonar, con frecuencia se cree más inteligente que sus padres. Piensa que conoce mejor determinadas ideas o conceptos. Escucha puntos de vista y se identifica con un grupo afín a sus ideas.

3,- Se plantea su sistema de creencias y si vale la pena comprometerse con ellas. Si los padres no entienden sus dudas. No responden a sus preguntas, pueden convertirse en una influencia negativa. Los padres deben escuchar, escuchar, escuchar… Dar respuestas sinceras, sin autoritarismo y animar al joven a seguir indagando en esas ideas.

4,- Ya tiene una forma de pensar respecto a la sexualidad y al matrimonio. En este aspecto escuchar otra vez y muchas veces para formar. La escucha puede llegar al pedir opinión sobre una película, un libro, un spot publicitario… Escuchar y después opinar sin autoritarismo, cuestión muy importante.

5,- Se plantea ¿Qué haré con mi vida? ¿Dónde seré feliz? ¿Iré a la universidad? ¿Busco un trabajo?. Como padres no se pueden dar respuestas fáciles, orientar. Se le puede presentar personas que les ayuden a elegir, a descubrir su orientación profesional.

 5 diferencias fundamentales:

1,- La Tecnología, es muy posible que tu hijo adolescente maneje los dispositivos mucho mejor que tú. Lógico ha nacido con ellos, forman parte de su cultura de su lenguaje. Viven la inmediatez y tienen unos estímulos que sus padres no tuvieron.

2,- Conocen y violencia y están expuestos a la misma. Se informa a través de los medios de comunicación y los video juegos. Pueden experimentarla en el colegio o en las redes sociales.

3,- La familia fragmentada, muchos adolescentes viven con uno sólo de sus padres. En España el 10% de las familias son monoparentales.

4,- Conocimiento y exposición a la sexualidad

Crecen en un mundo sin reglas sexuales, películas, medios de comunicación,

5,- Relativismo e indiferencia ante los valores religiosos.

Educar adolescentes, siempre ha sido difícil. Hemos de tener en cuenta que los adolescentes de hoy tienen un mundo diferente al de las generaciones anteriores. Mundo global, acceso a internet, dispositivos móviles a su alcance. La tecnología expone a nuestros jóvenes a lo mejor y lo peor de las culturas humanas.

Existe el pluralismo, que no es bueno ni malo. Pero aceptar, ideas filosóficas en igualdad de condiciones, sin que ninguna esté por encima de otras lleva al relativismo. Todo vale.

Nuestros adolescentes viven en un mundo diverso. Con muchas presiones del ambiente, de su colegio, de sus amigos, de las redes sociales. Se sienten presionados para entrar en la universidad y elegir carrera, elegir su futuro. Pero a pesar de todo esto, en su educación lo mas importante son sus padres. Cuando éstos no están pendientes de sus hijos. Los sustituyen por una pandilla, por un grupo de compañeros, por un medio de comunicación social.

Muchos padres se encuentran con esta pregunta ¿En qué he fallado?

La solución puede estar en encontrar el lenguaje del amor del adolescente. ¿Pero cambia, es distinto de cuando era niño?. Te diría que no, el que cambia es el hijo. Posiblemente dentro de su lenguaje ha encontrado un dialecto, dialecto que te toca descubrir.

Debes tener en cuenta que al adolescente le cambia el estado de ánimo varias veces durante el día. Una cosa maravillosa por la mañana, puede ser un rechazo en la cena. Por ejemplo si con un adulto funciona una palmadita en la espalda un día, al mes siguiente seguirá funcionando. Con un adolescente en el desayuno funciona y por la tarde es un gruñido de rechazo.

Un joven intenta ser independiente. Un niño depende de sus padres. Son los mejores, los tienen encumbrados, no hay nadie como ellos. Para el adolescente esta etapa ha pasado. Estará enfadado, distanciado, gruñe, contesta mal, ya no es la persona dependiente que lo consultaba todo. En esta etapa podemos pensar que ha cambiado su lenguaje. Es bastante probable que no. Pero está desarrollando otro lenguaje. Por ejemplo, un niño que respondía perfectamente al toque físico. En esta etapa de crecimiento puede necesitar palabras de afirmación. Es importante para la identidad que se está forjando. Aquí es donde debes aprender el nuevo dialecto.

¿Cómo conseguirlo?. De varias formas: la primera haciendo preguntas. Les resultará molesto ¿Por qué me preguntas?. Puede dar un gruñido por respuesta. Comienza diciendo: “Déjame decirte lo que pienso” y luego pedirle su opinión. Dejarle en libertad para que exprese sus sentimientos y emociones. Al preguntar el joven se siente independiente, mayor, que se le toma en cuenta. Puedes establecer la pregunta “Desde tu punto de vista ¿Cómo puedo mejorar mi relación contigo?.

María contesta a su madre ¿de verdad quieres saberlo?. Si te lo digo no te enfades conmigo. Cuando te hablo siempre estás haciendo otras cosas, miras el teléfono, lees, … pero no te paras a escucharme. Está claro que María reclama tiempo de calidad.

Otro modo de descubrir el lenguaje es la observación. ¿De que se queja? ¿De que protesta?. “Me has movido todas las cosas de mi habitación”.

Si la tuvieras ordenada no las movería. ERROR. ¿No le habrás movido sus regalos expuestos? Su lenguaje son los regalos.

Nunca sales conmigo, No me ayudas con los deberes por eso tengo malas notas. Si me arreglaras la bicicleta iría al colegio con ella… Reclama actos de servicio.

Otra forma, experimentar cada semana un lenguaje, llegarás a descubrir el suyo.

Test para descubrir el lenguaje del amor de tu adolescente,